Memphis

Originalmente publicado en Junio de 2016

 

Supongo que estaréis pensando que dejar atrás Vicksburg supuso abandonar la historia, no? No!

Lo cierto es que significó entrar en otra parte de la historia: el después de la guerra. Porque ya me diréis, ¿dónde podía ir uno una vez pasado el conflicto? Pues muy sencillo, aquéllo dependía de cuán lejos te quisieras ir o cuán lejos te podía llevar el dinero que tenías.

Tras el conflicto civil, gran parte de la población afroamericana siguió el río Mississipi y se fue a Chicago (el norte) o acabó en Memphis (en medio). Si lo pensáis detenidamente os daréis cuenta de que la gran mayoría de los emigrantes eran de origen esclavo y habían pasado horas, y días, y años interminables trabajando de sol a sol. Tantas horas de duro trabajo, de increíble abuso y de tratamiento insostenible, llevó a la creación de varios géneros musicales en el mundo. Tennessee fue muy afortunado como estado, pues es considerada la zona en la que nació el rock, el country y, como no, el blues.

El término blue en inglés significa “azul” y también “estar triste” (I’m feeling blue ). Fueron los esclavos los que, de forma muy creativa, crearon instrumentos que se crearon instrumentos en las casetas de los esclavos bastante creativos que se siguen usando hoy para crear música “folk”. Por ejemplo, una lámina de madera con dos clavos y una cuerda tensa, una cuerda tensa en las bisagras de una puerta… Y por supuesto también nacieron canciones sobre trabajar el campo y sobre días mejores. La melancolía ha sido un tema clave en el blues siempre y la zona alrededor del mississipi (la más fértil para el algodón) fue donde se sembró la semilla de este género musical. Fue en Memphis, ya durante los años posteriores a la gran crisis del 29, cuando el campo ya no resultaba rentable, que el blues alcanzó la madurez con el que es conocido hoy.

A día de hoy, Memphis es una ciudad más bien venida abajo y que necesita ayuda económica a nivel estatal. Hay mucha calle desierta con edificios venidos a menos, lo cual impresiona en una ciudad grande estadounidense. En los 40 y 50, Memphis era EL LUGAR del sur para aquellos que quisieran conseguir un contrato discográfico… Y eso lo supo un chico de Tupelo, llamado Elvis.

Elvis era un chico de 16 años cuando un día se decidió a grabar una canción para el cumpleaños de su madre (eso decía Elvis). Por aquel entonces, uno podía ir a un estudio, pagar no mucho, grabar una canción y tener un vinilo en un día. Elvis fue a un lugar conocido como Sun Studios. El dueño (Sam Philips) le escuchó y se guardó una copia de la grabación. Siempre había estado buscando una voz que pudiera comercializar (básicamente una voz de tono afroamericano pero en un cuerpo blanco) y le interesaba el chico pero en cada grabación no acaba de cuajar… Hasta “That’s all right”. Allí empezó la leyenda. Elvis siguió grabando en Sun Studios hasta que la fama se lo “llevó” de sus raíces. A día de hoy Sun Studios sigue abierto y puedes ver fotos de todos los que han grabado por ahí. En la sala de grabación en sí hay una foto impresionante de Elvis con Jonny Cash, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins… Imagínate ser el productor ese día. Disfrutamos como enanos esa tarde y fue increíble coger el micrófono que leyendas del rock como U2 también han usado (grabaron allí Josuah Tree).

Y hablando del blues, no podemos olvidar que una de las calles más importantes de la música a nivel global está en Memphis. Beale Street tuvo en su día las mejores tiendas de discos y los mejores clubs en lo que ver actuaciones. A día de hoy, destacan entre otros el club de BB King (fuimos y la banda estuvo muy bien). Jerry Lee Lewis también tiene uno justo al lado de Beale Street. La calle en sí es un lugar muy yankee, muy turístico y muy probablemente no sea el mejor sitio para ver música hoy, pero me gustó imaginarme a todos los grandes como Aretha caminando por allí.

Memphis tiene otro gran amor: la barbacoa. El sur es carnívoro por excelencia pero los de Memphis siempre dicen que su forma de preparar la carne es la mejor. A modo general, suelen cocinar falda o costillas y las meten en una máquina para ahumarlas. He oído hablar de muchísimas combinaciones del tipo de madera que se queme y ningún restaurante que valga algo te dirá jamás qué mezcla de maderas usan realmente. Luego o bien les ponen salsa barbacoa (también propia) o les ponen un “Rub” (costra) de especias (también hiper-mega-secreta). Por lo general esto luego va a la brasa un poco después o incluso antes. Si vais a Memphis, id a rendezvous – si sois carnívoros lo disfrutareis.

Memphis también es conocida por una desgracia ocurrida en el siglo XX: el asesinato de Martín Luther King Jr. Sí, fue asesinado en un motel por un fanático que estaba totalmente de acuerdo con la segregación y que pensaba que había que cortar con el movimiento de raíz. El motel está en pie pero no abierto al público y cuenta con un museo enfrente dedicado a La Paz, la educación, las derechos humanos y por supuesto a Martín Luther King Jr. En una de las salas se puede ver el paso a paso de cómo se preparó el asesino y es escalofriante.

Podríais pensar que Memphis depende totalmente de Elvis. No os culparía porque hay mucha gente que así lo piensa y, de hecho, yo creo que los habitantes piensan lo mismo ellos mismos. Yo me llevé el recuerdo de una ciudad con mucho carácter, con gente muy amable, con música en todas partes, con potencial de ser mucho más si invierten en la ciudad en el futuro. Yo no fui a la casa de Elvis (sólo fui al jardín a las 7 de la mañana el día que nos íbamos para ver la tumba) y sin embargo me encantaría volver…

.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s