Antebellum…

… Bellum y algún que otro bicho

Originalmente publicado en Abril de 2015

 

Tras la euforia de Nueva Orleans, cualquiera podría pensar que sólo un tornado o similar nos llamaría la atención el resto del viaje. Gracias a Dios, eso no fue necesario, y nos bastó con visitar un par de lugares que, de alguna forma, nos devolvieron al presente de forma rápida.

Si me permitís, me voy a remontar a antes del viaje. Cuanto más leía sobre la zona, más quería ver ejemplos de “antebellum”, que no son más que edificios anteriores a la “bellum”, o guerra en cristiano. En especial, me interesaba ver una de las plantaciones de algodón. Como ya he contado, muchas partes sucumbieron a la Unión bastante rápido por lo que la destrucción fue mínima. Según aprendí más en el viaje, me di cuenta de que ir a visitar esas casas representaba, de alguna forma, embellecer una época de esclavitud que fue durísima (y sigue siéndolo) en la historia americana. Fue por esa razón por la que decidí en su momento no presionar a David para ir a ver una de las casas de la época por excelencia, pese a encontrarse relativamente cerca a Nueva Orleans. A día de hoy me medio arrepiento porque la historia, sea buena o no, debe ser recordada. Pero bueno, ya volveré con mi madre un día :).

Al final, nos decidimos y nos fuimos a una excursión a ver aligators. Como ya he mencionado, la gran mayor parte de Louisiana se encuentra en medio de una gran masa de pantano, con su propia fauna, entre los cuales están los aligators. Nos subimos en un barco y fuimos por los “canales” del pantano en sí. Era como ir por bosques con agua. Vimos todo tipo de especies, entre ellas jabalíes, mapaches (que se acercaban para que el guía les diera nubes) y los aligators en sí, que estaban saliendo de su proceso de hibernación. Realmente es verdad eso de que el agua es vida. Lo mejor del tour fue que el guía era biólogo, por lo que aprendimos mucho de la fauna (y flora) del lugar.

Una vez pasado el tiempo de rigor en los pantanos, condujimos hacia el oeste en dirección a Baton Rouge (capital de Louisiana) para enlazar con un parque natural.

El Natchez Trace es un recorrido antiquísimo con caminos trazados desde la época prehistórica. Éstos eran usados por los nativos de la época y por los animales cuando debían “emigrar” debido a las estaciones, etc. En el camino se pueden encontrar retazos de la historia como el Emerald Mound, una colina creada por la población indígena que en su día tuvo un templo encima (y que ofrece unas vistas espectaculares). El Natchez Trace tiene un recorrido de 440kms pero nosotros sólo hicimos parte de él, lo suficiente como para llegar a nuestra siguiente parada.

Vicksburg es un pueblo fronterizo en Mississippi (pero casi en Louisiana).
La ciudad en sí no es grande a día de hoy pero teniendo en cuenta que tiene sólo (bajo el nombre de Vicksburg) unos 180 años, ha cortado mucho el bacalao debido a su posición geográfica. Ésta es importante pues por la ciudad pasan
2 ríos: el Mississippi y el Yazoo. Entre otras cosas la ciudad es conocida históricamente por:

1) La Guerra Civil
2) La segregación
3) El juego
4) La Coca Cola

Sobre la segregación os puedo contar que en Vicksburg se produjeron muchísimos ataques del Ku Klux Klan y de los Red Shirts, sobretodo justo después de la Guerra Civil, pues los ignorantes no sabían cómo lidiar con una sociedad cambiante.

Con referencia al juego, qué os puedo decir… Todas las ciudades americanas que yo he visto que están cerca o en la frontera entre varios estados tienen siempre casinos y hoteles casino. De hecho, nosotros nos quedamos en uno por 25 libras : la habitación era casi del mismo tamaño que nuestro piso en Londres y, no, no tuvimos que jugar a nada. Históricamente, también ha habido mucho juego – y en un periodo de la historia se echó a todos los jugadores, fueran o no ludópatas.

Mucho he escrito ya sobre la Coca Cola… Pero lo que no recuerdo que mencionaran en Atlanta es que fue embotellada por primera vez en Vicksburg!.

Pero bueno, ya que este post va sobre “bellum”, vamos a volver al tema…Después de una noche súper cómoda, nos metimos en el coche para ver el parque nacional de Vicksburg. No os preocupéis que ahora os explico.

Como ya os he contado, la importancia de Vicksburg recae en el hecho de que por ella pasan 2 ríos, entre ellos el Mississippi. Recordad que en aquella época, todo el transporte y comercio se realizaba por los ríos, de ahí la importancia. Desde el principio de la guerra, la Unión se dio cuenta de que la mejor manera de ganar la guerra era controlando el Mississipi (y el Tennessee, pero eso lo vieron más tarde) y partiendo el Sur en dos. Ésa fue la llamada operación anaconda (por el tema de que una anaconda ahoga a sus víctimas). La toma fluvial debía empezar en el norte y en el sur a la vez… Pero hoy os voy q hablar sólo del Sur.

Nueva Orleans fue tomada para la Unión por un capitán, de padre menorquín, por cierto. La idea era que el Capitán Farragut tomaría las ciudades más importantes del Sur usando el Mississipi. Tomó Natchez, Baton Rouge entre otras y luego tuvo un contratiempo que no le permitió dirigir todas las tropas en Vicksburg, pero sí estuvo presente.

En Vicksburg estaba la clave para cambiar el rumbo de la guerra y ambos bandos lo sabían. Durante unos 6 meses hubo varios ataques navales y se consiguió hacer llegar tropas a Vicksburg. Hacia el final, un sitio que debió haber durado un par de días, duró meses y se convirtió en la segunda batalla más importante de la guerra civil, después de la finalizada en Gettysburg justo el día antes que Vicksburg . De hecho fue TAN importante, que a principios de los 1900, el gobierno estadounidense pidió ayuda a los veteranos de aquella época que siguieran vivos para poder crear un parque nacional. A los veteranos se les pidió visitar el lugar e indicar claramente en los sitios en los que había estado su batallón, así como indicar el lugar exacto de algunas de las grandes batallas.

Lo que no os he dicho en un principio es que lo hicieron en el propio campo de batalla y, al apuntar cada uno de ellos la información, lograron realizar un mapa perfecto de cómo había ido la batalla de Vicksburg. El poder pasear o conducir hoy por la mini carretera creada, poder parar a ver todas las placas y ver cómo se desenlazó es realmente increíble… Y lo que es escalofriante es ver las tumbas… Todos los soldados que perecieron allí (y son muchos), siguen enterrados allí… Y ni en la muerte descansan juntos los diferentes bandos y es que ya lo decía Bertrand Russell:

“La guerra no determina quién tiene la razón, sino quién queda

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s